Camino Corazón 2017

Camino Corazón
Tempranillo (70%)/ Shiraz (20%) / Merlot (10%)
Parras, Coahuila, México
2017
(No a la venta aún)


Cada botella de vino termina siendo un homenaje a quienes intervienen en su elaboración. Desde quienes trabajan el viñedo, quienes participan en la cosecha y en la elaboración del vino y, desde luego, quienes dirigen las bodegas. Las botellas de vino, como cualquier obra artística, tienen impreso el sello de cada una de esas personas.

Sin embargo, hay botellas que tienen un sentido de homenaje mucho mayor. Son en sí mismas un tributo a personas que fueron especiales y que parte de su legado se queda plasmado por siempre en una botella de vino. Es el caso, precisamente, del vino de esta semana: Camino Corazón 2017.

Es un vino que ha comenzado a elaborarse en Parras, Coahuila y que aún no se encuentra a la venta. Llegó a mis manos gracias a un estimado alumno que es amigo de la familia que elabora este vino. Es la primera cosecha de un vino que comenzó a elaborar una persona que ya no se encuentra con nosotros y cuya familia ha querido hacer de esta primera añada un homenaje a su persona. Así se aprecia en la hermosa y elegante etiqueta que está impregnada de simbolismos y mensajes.


El vino es un blend en el que predomina la Tempranillo (70%), pero que tiene también un toque se Shiraz (20%) y Merlot (10%) y un paso por barrica de 10 meses, tanto en barricas de roble americano como francés. El resultado es un muy buen vino, sobre todo tomando en cuenta que las primera añada. Quizá el único defecto que pudiera decirse es que el nivel de acidez se percibe muy alto en un inicio y que la barrica sobresale mucho al inicio. Conforme se oxigena, ambos sabores se armonizan mejor. Seguramente es un vino que en un rango de 2 a 5 años estará en su mejor punto, pero por lo pronto es un vino muy agradable al que se si se descorcha ahora quizá haya que dejarlo respirar al menos una hora. Aquí les dejo las notas de cata completas 👇

👀 A la vista presenta un color violáceo intenso, con un ribete rojo muy vivo. La capa de color es alta, es un vino muy brillante, con muy buena limpidez y que presenta un lagrimeo consistente con lágrimas gruesas que caen muy lentamente por las paredes de la copa.

FASE VISUAL
Tinto Color
Ribete
Violáceo
Rojo
Capa de color
Brillo
Limpidez
Lagrimeo/Viscocidad
Alta
Muy brillante
Muy buena
Consistente con lágrimas gruesas que caen lentamente

👃Es un vino con una nariz potente, muy agradable y muy frutal. La fuerza, complejidad y concentración las encontramos en niveles medios altos. Es un vino muy limpio y que mejora en la segunda impresión. Las notas son principalmente a frutos rojos como la fresa y frutos rojos como la zarzamora y la mora azul. Tiene también un ligero toque a flores como las violetas y las rosas y también presenta una cierta a nota a especies, como la vainilla.

FASE AROMÁTICA
1ª Impresión
Fuerza/Intensidad
Carácter
Complejidad
Muy buena
Media alta
Frutos rojos y del bosque, floral y especies
Media alta
Concentración
Limpidez
2ª Impresión

Media alta
Muy buena
Mejor



👅 En boca tiene un ataque fresco, producto de la acidez que se ubica en niveles altos. Es un vino seco, el alcohol se percibe medio a medio alto, así como la tanicidad y la permanencia. Es un vino con muy buen cuerpo y que en boca confirma las notas de nariz, predominando los frutos rojos como la fresa y la frambuesa, los frutos del bosque como zarzamora, los cuales se perciben maduros pero frescos. Las notas de la barrica están muy presentes, como la vainilla y algo de caramelo.

FASE GUSTATIVA
Ataque
Dulzor/Sequedad
Acidez
Alcohol
Tanicidad
Cuerpo
Permanencia
Fresco
Seco
Alta
Medio alto
Media alta
Medio alto
Medio alta
Carácter
Frutos rojos, frutos del bosque, especies

En resumen, se trata de un vino muy recomendable que esperemos pronto esté en el mercado. Será otro gran exponente del presente y del futuro que tienen los vinos de Coahuila, en este caso de Parrás. En cuanto al maridaje, yo lo probé con una deliciosa lasagna y quedó muy bien, pero por el nivel de acidez yo pensaría que le quedaría muy bien a cualquier platillo con salsa a base de tomate y con carnes desde luego. En fin, si llega a sus manos o a su mesa no pierdan la oportunidad de probarlo. Es un muy buen vino y un gran homenaje para quien lo soñó y cuya huella estará siempre presente en este vino. Salud 🍷

Comentarios

Entradas populares